miércoles, 12 de junio de 2013

GÉNESIS - La Biblia


Los descendientes de Adán

[5:1] Este es el libro de las generaciones de Adán. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo.
[5:2] Varón y hembra los creó; y los bendijo, y llamó el nombre de ellos Adán, el día en que fueron creados.
[5:3] Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set.

[5:4] Y fueron los días de Adán después que engendró a Set, ochocientos años, y engendró hijos e hijas.
[5:5] Y fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años; y murió.
[5:6] Vivió Set ciento cinco años, y engendró a Enós.
[5:7] Y vivió Set, después que engendró a Enós, ochocientos siete años, y engendró hijos e hijas.
[5:8] Y fueron todos los días de Set novecientos doce años; y murió.
[5:9] Vivió Enós noventa años, y engendró a Cainán.
[5:10] Y vivió Enós, después que engendró a Cainán, ochocientos quince años, y engendró hijos e hijas.
[5:11] Y fueron todos los días de Enós novecientos cinco años; y murió.
[5:12] Vivió Cainán setenta años, y engendró a Mahalaleel.
[5:13] Y vivió Cainán, después que engendró a Mahalaleel, ochocientos cuarenta años, y engendró hijos e hijas.
[5:14] Y fueron todos los días de Cainán novecientos diez años; y murió.
[5:15] Vivió Mahalaleel sesenta y cinco años, y engendró a Jared.
[5:16] Y vivió Mahalaleel, después que engendró a Jared, ochocientos treinta años, y engendró hijos e hijas.
[5:17] Y fueron todos los días de Mahalaleel ochocientos noventa y cinco años; y murió.
[5:18] Vivió Jared ciento sesenta y dos años, y engendró a Enoc.
[5:19] Y vivió Jared, después que engendró a Enoc, ochocientos años, y engendró hijos e hijas.
[5:20] Y fueron todos los días de Jared novecientos sesenta y dos años; y murió.
[5:21] Vivió Enoc sesenta y cinco años, y engendró a Matusalén.
[5:22] Y caminó Enoc con Dios, después que engendró a Matusalén, trescientos años, y engendró hijos e hijas.
[5:23] Y fueron todos los días de Enoc trescientos sesenta y cinco años.
[5:24] Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.
[5:25] Vivió Matusalén ciento ochenta y siete años, y engendró a Lamec.
[5:26] Y vivió Matusalén, después que engendró a Lamec, setecientos ochenta y dos años, y engendró hijos e hijas.
[5:27] Fueron, pues, todos los días de Matusalén novecientos sesenta y nueve años; y murió.
[5:28] Vivió Lamec ciento ochenta y dos años, y engendró un hijo;
[5:29] y llamó su nombre Noé, diciendo: Este nos aliviará de nuestras obras y del trabajo de nuestras manos, a causa de la tierra que Jehová maldijo.
[5:30] Y vivió Lamec, después que engendró a Noé, quinientos noventa y cinco años, y engendró hijos e hijas.
[5:31] Y fueron todos los días de Lamec setecientos setenta y siete años; y murió.
[5:32] Y siendo Noé de quinientos años, engendró a Sem, a Cam y a Jafet.

SINOPSIS

El Génesis es el primer libro de la Torá (La Ley o Pentateuco) y también el primer libro del Tanaj, la biblia hebrea (conocida por los cristianos como el Antiguo Testamento).
El Génesis encaja exactamente en la definición de libro histórico bíblico, recordando siempre que el término "histórico" no debe entenderse en el sentido que se otorga a la historiografía moderna. Esto es especialmente cierto para los capítulos sobre los orígenes y para la historia de los patriarcas.
Pero el Génesis también es lo siguiente:
  • Historia de familia: una larga serie de biografías, cronologías y genealogías de antepasados que se centran en los acontecimientos familiares despreciando los hechos políticos o religiosos. No sigue la sucesión de gobiernos sino la de los parientes.
  • Historia popular: Suele detenerse en minucias argumentales que pueden interesar al pueblo llano y frecuentemente omite hechos que parecen esenciales a los historiadores modernos.
  • Historia religiosa: Todo lo narrado es visto bajo el criterio de que es consecuencia de la acción directa de Yahweh, el Dios único, que interviene incuestionablemente en todos y cada uno de los momentos decisivos. Además, todos los hechos se agrupan y se explican en función de postulados teológicos destinados a probar una u otra tesis religiosas.
A pesar de estas precisiones, el Génesis da toda la impresión de narrar -en la historia de los patriarcas- hechos que fueron o semejan ser reales, dando unas muy vívidas imágenes del origen y migraciones del pueblo hebreo, de sus raíces étnicas y lingüísticas y de sus estructuras morales, sociales y culturales.