martes, 14 de mayo de 2013

CANSADOS DE ESTAR MUERTOS - Juan Bonilla




Morgana estudia tercero de Matemáticas. Si alguien le pregunta por qué, ella se refugiará en las historia del astrónomo, el físico y el matemático que llegaron a Escocia y distinguieron, a través de la ventana del salón del hotel en el que se hospedaban, una oveja negra que pastaba en le prado que circundaba el edificio. El astrónomo exclamó: Qué fascinante, en Escocia las ovejas son negras, suscitando la protesta del físico, que reaccionó corrigiéndole: No, algunas ovejas escocesas son negras. El matemático, al ser requerido para que interviniese, se limitó a sugerir: Sólo puedo decir que en Escocia existe al menos un prado que tiene al menos una oveja con al menos uno de sus costados de color negro. Aquella anécdota [...] expresaba mejor que cualquier confesión personal por qué a Morgana le entusiasmaba una disciplina erigida sobre la pura abstracción que permitía mirar a la apariencia de las cosas sin dejarse engañar por ellas. [...] Las matemáticas abolían las opiniones y los credos basados en el humo de la fe, y esto era suficiente motivo para confiar en ellas, para encontrar calor en su frialdad.


[Faustino, de cuarenta años, un antiguo novio de Morgana, vivía solo y para combatir la rutina de su vida utilizaba distintas estrategias. Por ejemplo, en la época en que había un único canal de televisión, las noches que emitían una película, anotaba] en un cuaderno una especie de "hit-parade" en el que iba detallando las películas y el número de ventanas iluminadas que había contado a la hora de su emisión en los edificios a los que su mirada podía alcanzar. El resultado distaba mucho de los anhelos de revolucionario, ya que la noche en la que programaron "Enmanuel" se batión el record de audiencia, treinta y siete ventanas iluminadas, que hasta entonces ostentaba "El imperio de los sentidos", veinticuatro ventanas. No se le escapaba que aquel método de contabilidad carecía de rigor y reparaba en que muchas de las ventanas iluminadas no tenían por qué delatar a espectadores de las películas de madrugada, pero daba igual. La noche en que emitieron "El acorazado Potemkin", reforzado con un documental acerca de la personalidad del director, sólo permanecieron iluminadas cinco ventanas. El ciclo dedicado a Murnau no mereció más que el seguimiento de aquellos que se cobijaban tras dos ventanas iluminadas. La revolución pendiente tardaría mucho en llegar.

SINOPSIS

Morgana acaba de perder a su madre y Fausto es un antiguo admirador de la muerta. Alrededor de ellos van apareciendo una serie de extraños personajes que conforman el misterioso paisaje de la ciudad de Zugzwang.
Morgana y Fausto aprenderán juntos a defenderse de la muerte, de la rutina y del hastío en el que a veces caemos los seres humanos.