viernes, 12 de abril de 2013

EL HIJO DEL ACORDEONISTA - Bernardo Atxaga

Cuando salen a relucir los números, malo (...) Cuando estamos a punto de perder algo que nos parece bueno, o que queremos mucho, empezamos a contar: faltan tantos días para que esto acabe, decimos. Y lo mismo cuando nos encontramos ante una situación desagradable: empezamos a contar lo que falta para el final. En cualquier caso la aparición de los números es una mala señal.

SINOPSIS

La novela se inicia en 1957, en la escuela donde van a clase dos amigos, Joseba y David, el hijo del acordeonista. Dos amigos cuyas historias, rescatadas de sus propios infiernos, sirvenpara abordar de forma valiente el tema de la memoria, de la nostalgia, de la amistad y la fraternidad, de la melancolía, y también de la tristeza del que deja su tierra.
-->