miércoles, 17 de abril de 2013

LA LÍNEA Y EL NÚMERO - Gabino Alejandro Carriedo

Una línea, si es línea,
puede ser el comienzo
de más líneas que, unidas,
digan su descontento.

Una línea es tal línea
cuando algo tiene dentro.
-Línea que no está llena
es un vacío hueco.


Una línea no es línea
si no suma un entero.
-A lo sumo será
línea de medios pelos.

Pero si línea, es línea
de número concreto
que, sumado a otros números,
forma un bloque de acero.

Dos líneas, si son líneas
que marchan paralelas,
serán líneas unidas
si multiplican fuerza.

Dos líneas son dos líneas
cuando de algo están llenas.
-Líneas que no vacían
su grano en la molienda.

Dos líneas no son líneas
si no se unen y estrechan.
-A lo más serán líneas
que marchan paralelas.

A lo más serán para
la geometría buenas,
pero no harán el número.
que eso es de la aritmética.

Tres líneas, si son líneas,
pueden ser un equipo
capaz; pueden, si quieren,
cambiar del mundo el ritmo.

Tres líneas son tres líneas
cuando todo está dicho.
-La acción le sigue al verbo
como a la aguja el hilo.

Tres líneas no son líneas
si sólo son tres hilos.
-Hilos depauperados,
incapaces de un grito.

Pero si son tres líneas
conscientes (padre, hijo
y espíritu) ser pueden
un dios solo, uno y trino.

Cuatro líneas, si se unen,
codo a codo, conscientes,
son líneas que se apoyan
de manera honda y fuerte.

Cuatro líneas son cuatro
cuando la línea crece.
-Cuando junto a una línea
dos, tres líneas se inserten.

Cuatro líneas no son cuatro si
desfallecen.
-A lo sumo serán
esclavas para siempre.

Pero si no desmaya
su vocación de gente,
serán la raíz cuadrada
del porvenir que viene.

GABINO ALEJANDRO CARRIEDO


-->